Motor

Motor

Toda embarcación propulsada a motor debe contar a bordo con herramientas, dispositivos y piezas de recambio para cuando se presenta una avería, debiendo contar también con personal capacitado para llevar a cabo las reparaciones básicas y/o los ajustes de funcionamiento. No obstante sí es una lancha pequeña, su conductor deberá estar prevenido al respecto.

Es imprescindible zarpar con la dotación de filtro para el lubricante del motor, lubricante adicional, gasolina extra, correas de giro, bujías si es el caso, filtros de aire y del combustible, líquido refrigerante, mangueras, inclusive fusibles adicionales. Una batería eléctrica de recambio es fundamental si sabemos que la instalada está cercana a su tiempo de expiración. Tal vez unos sellos o empaques para evitar derrames del lubricante.

El mantenimiento periódico alarga la vida del motor, disminuye los ruidos e incrementa el rendimiento y la eficiencia, reduciendo emanaciones tóxicas y protegiendo el ambiente, finalmente. Pero es fundamental el reemplazo periódico del lubricante y sus filtros, así como vigilar los sistemas eléctrico y de enfriamiento, la limpieza de los inyectores, cuando el motor es de inyección directa; y de las bujías (si es el caso) y cuando no haya que reemplazarlas. El personal, así mismo, debe estar atento a junturas y rodamientos, para prever fugas.

Los fuera de borda

Si se trata de un motor fuera de borda, el mantenimiento es mayor pues aparte del mencionado, requiere el del sistema de transmisión o caja y por supuesto el tratamiento anticorrosivo, que debe ser en esmero, ya que siempre se encuentra en contacto con el agua y los vientos salinos. Un motor fuera de borda debe ser lavado con agua dulce – endulzamiento – cada vez que termina de trabajar, para limpiarlo, aunque de cualquier manera el agua y otros agentes corrosivos lo corroerá. Se trata del mantenimiento para retardar este proceso y proteger también nuestras finanzas.

Existen en el ramo fundas de poliéster para preservar su carcasa de la lluvia y los rayos UV. Y hay que disponer de tiempo para revisar la caja y diagnosticar daños o desperfectos. En tierra todo es más fácil.

El sistema de arranque no debe descuidarse, sea cualquiera el tipo de motor. Los grandes, en el interior de la embarcación, usan un complejo sistema de ignición que pasa por un motor eléctrico previo llamado motor de arranque, cuyo mantenimiento es mejor hacerlo en tierra o con el barco fondeado.

Vaya usted seguro

Se trata de seguridad al navegar, sabiendo que el bote, la lancha o el buque no nos dejarán en medio de las aguas, esperando ayuda mecánica o asistencia de los especialistas. Entonces zarpe usted cuidando de haber revisado estos puntos previamente, además de haber constatado el buen funcionamiento del sistema de escapes y de enfriamiento. Para ello le recomendamos además de lo dicho, algo más que elemental: use sus sentidos: observe cómo luce su motor (vea derrames o manchas), huela sus emanaciones (¿hay buena combustión?), escuche sus ruidos, perciba si hay alguna vibración excesiva… Y entonces desamarre y parta…

Motor 

Subcategorías

  • Puesto de Pilotaje

    El puesto de pilotaje es el puesto del piloto de una embarcación, hablamos de buques, yates de recreo, barcos de trabajo, botes, etc. El piloto es el capitán y autoridad máxima a bordo. Lo que ocurre es de su responsabilidad. Ruta, ocupantes, objetivos, control administrativo, control del orden a bordo, están bajo su mando. Su puesto físico es un lugar exclusivo y con preeminencia. Representa la máxima autoridad ejecutiva oficial, que le ha sido delegada por las autoridades en tierra.

  • Aparatos de Control

    Ver para creer. Se trata de instalar en nuestra embarcación aparatos de control que permitan monitorear su funcionamiento, especialmente de la maquinaria y la navegación. Por tanto deben usarse indicadores o visualizadores de: temperatura del agua y del motor, de la posición del timón, de ubicación de la nave en el mar, del nivel de aguas residuales, de las mareas, con GPS o pantallas de ubicación satelital; de la carga de las baterías, el nivel de combustible, presión del aceite, etc.

  • Equipamiento Periférico

    No solamente se trata de lo indispensable o básico. A bordo se debe tener un equipamiento periférico o auxiliar, secundario pero útil también: forros protectores para los fuera de borda, limpiaparabrisas, espejos de popa, bocinas, alfombras de goma, computador portátil, conexión a Internet, equipamiento para el ocio y la recreación, como equipo para ver películas o cañas de pesca. Paraguas, impermeables, enfriadores, camas auxiliares o sleeping (bolsas de dormir), sillas plegables, lentes y gorras protectoras.

  • Periféricos motores,...

    Un motor no solamente requiere de sus piezas, como es obvio. También necesita periféricos como depósitos para el combustible, sus correspondientes filtros extras para el aceite, en caso de necesitar, correas de giro, bujías si es el caso, filtros de aire y del combustible, líquido refrigerante, mangueras, fusibles adicionales, cepillo de cerdas duras, desengrasante, herramientas apropiadas. Si se trata de un fuera de borda, requerirá lubricante para engranajes, una batería eléctrica adicional y tal vez sellos o empaques.

  • Mantenimiento de Motores

    La mayoría de los motores de las embarcaciones son de combustible, gasoil o gasolina. Su mantenimiento periódico alarga la vida, disminuye ruidos, incrementa el rendimiento y eficiencia, reduce emanaciones tóxicas y protege el ambiente. Pero es fundamental el reemplazo periódico del lubricante y sus filtros, así como vigilar los sistemas eléctrico y de enfriamiento, la limpieza de inyectores y bujías (si es el caso). El personal, así mismo, debe estar atento a junturas y rodamientos, para prever fugas.

  • Ánodos

    Los ánodos o ánodos de sacrificio son piezas metálicas hechas de magnesio, zinc o aluminio ubicadas en el casco del barco, en sus hélices, en la hoja de timón y otras partes muy expuestas a la oxidación para que absorban ésta, en vista de que su constitución físico-química atrae los átomos oxidantes. El principio es que un metal proteja a otro, usando metales de diversa composición o potencial. El cobre protege al hierro, por ejemplo. El aluminio al acero…

  • Pinturas para Motores

    La pintura spray es la más adecuada para motores, por su mayor penetración y por tanto, mayor protección, aunque puede aplicarse con pistola y compresor. Lo fundamental con las pinturas para motores es lograr protección del bloque y de partes sensibles, como las junturas. Esencial es una acción anticorrosiva, especialmente los fuera de borda, objeto de exposición permanente a la corrosión. Hablamos de reducir al máximo el inevitable daño de un motor ante factores corrosivos como el agua, la sal marina, el sol.