Equipar el barco

Equipar el barco

Para equipar tu barco es necesario que el mismo cuente con todos aquellos elementos básicos e imprescindibles para un óptimo desempeño y funcionamiento de la embarcación. Naturalmente se debe empezar por hablar de los aspectos por medio de los cuales se permite que el barco funcione de manera segura.

Amarre y fondeo

Comenzamos entonces por el amarre y fondeo. Primeramente está el Noray, el cual son las piezas de hierros utilizadas en los muelles para asegurar las amarras. Luego están las cornamusas, que consisten en una pieza de hierro en forma de T que se ubica en estribor y babor, la intención de esta pieza también es asegurar el amarre en los muelles.

Seguimos con las bitas, también son piezas para asegurar el amarre, con la diferencia de que estas piezas van ubicadas en la proa o en la popa. Luego está el guía-cabos, elementos desmontables en forma de ranura por donde pasan los cabos. Después está la roldana, la cual es la pieza por medio de la cual pasará o correrá el cabo.

Seguimos con las defensas, estas importantes herramientas funcionan como protectoras del barco, evitando cualquier tipo de golpe o roce con otras embarcaciones. También esta otra pieza de útil uso como lo es el bichero, pieza que entre varias de sus funciones, está el recuperar algún objeto caído al agua.

Por último tenemos los denominados muertos, los cuales son bloques o piezas muy pesadas ubicadas al fondo del agua, a través de las cuales se amarran los buques. De esta forma ya se cuenta con la parte básica para el anclaje de su barco, proceso imprescindible para comenzar a equipar tu barco correctamente.

Seguridad

Para equipar tu barco idealmente es también importante otros elementos como lo son la seguridad y el salvamento, a  sabiendas de que la seguridad es lo primordial en cualquier embarcación. Entre los artículos para la seguridad están los elementos más básicos que siempre deben estar presentes como el chaleco salvavidas, las balsas salvavidas, las anclas de capa, los botiquines, los extintores náuticos, las linternas y las luces de navegación y los reflectores de radar, entre otros.

Electricidad Marina

Igualmente está la parte de la electricidad marina, sistema imprescindible para el funcionamiento de toda embarcación y que por lo tanto no debe omitirse en el proceso para equipar tu barco. Hablamos entonces de elementos como las baterías, enchufes, paneles solares, paneles de control, iluminación y cargadores de baterías.

Mantenimiento

Ciertamente para poder equipar tu barco de la mejor forma es importante el empleo de un mantenimiento óptimo del mismo, el cual permita al usuario evitar cualquier tipo de inconveniente en el futuro. En este proceso está el hecho de frecuentemente hacerle una limpieza a la parte externa de la  embarcación, limpiando los rastros que en el mismo queden procedentes del mar, siendo el elemento más común a limpiar, la vegetación marina. También es importante realizar esporádicamente un monitoreo o revisión del motor, haciendo el respectivo cambio de aceite. De igual forma también es necesario chequear constantemente la bomba de refrigeración y los filtros, entre otros.

Equipar el barco 

Subcategorías

  • Electricidad

    La electricidad es una parte fundamental e imprescindible en cuanto al equipaje de un barco. La electricidad  permite todo el funcionamiento sistemático en el barco y de esta manera los usuarios del mismo pueden sentirse satisfechos de gozar todos los beneficios que son posibles solamente gracias al sistema eléctrico presente en una embarcación. A diferencia de tiempos anteriores, cuando el uso de la energía eléctrica no era necesario en una embarcación, actualmente es prácticamente obligatorio que un barco cuente con energía eléctrica.

    ¿Por qué es importante la electricidad en un barco?

    La razón principal para la existencia de la electricidad en toda embarcación es porque gracias a ésta es que todo el equipamiento, presente en los barcos modernos, puede funcionar correctamente. Hablamos entonces de un equipamiento interior del barco conformado por aspectos importantes (algunos prescindibles, otros no) como la radio, las baterías, el GPS, el refrigerador, el televisor, etc, y toda la iluminación eléctrica en total.

    Las baterías son la clave para que haya electricidad

    Ciertamente no puede haber sistema eléctrico en ningún barco si el mismo no es respaldado por las baterías. Las baterías son las herramientas principales para desprender la electricidad, debido a que éstas funcionan como las principales fuentes de la misma, sirviendo como potenciadoras de corriente eléctrica y garantizando así el funcionamiento óptimo de los aparatos eléctricos presentes en la embarcación.

    Naturalmente la duración de estas baterías dependerá de la cantidad de tiempo en que se usen dichos aparatos eléctricos e igualmente su longevidad también dependerá de la cantidad del voltaje o vatios con los que las baterías disponen.

    Tamaño de la embarcación

    Hay embarcaciones grandes y embarcaciones chicas, por lo tanto es necesario saber la cantidad prudente y necesaria de baterías en una embarcación, todo dependerá del tamaño de las mismas. Por lo tanto, si se habla de una embarcación pequeña, entonces no son necesarias muchas baterías, pero si se habla de una embarcación grande, el sistema de electricidad no será suficiente en el caso de que solo se disponga de una batería para generar electricidad.

    El uso de un generador de corriente como un respaldo para las baterías

    Si en algún momento las baterías con las cuales dispone un barco comienzan a agotarse y se ve así en riesgo la continuidad del funcionamiento del sistema eléctrico, se puede tranquilamente acudir al uso o empleo de generadores de corriente o electricidad, los cuales permitan reforzar o cargar la energía de las baterías para que de esa forma los usuarios puedan continuar haciendo uso de los aparatos eléctricos dentro de la embarcación.

    De igual forma está otra fuente de generador de corriente alterno como lo son los paneles solares. Los cuales se pueden instalar en las superficies de las embarcaciones para de esa manera poder reforzar el funcionamiento de las baterías gracias a la energía solar, alimentando de manera continua la corriente y al mismo tiempo reponiendo y asegurando una mayor continuidad en la energía de las baterías.

  • Acastillajes

    Los acastillajes se refieren a todos aquellos aspectos o elementos necesarios para el funcionamiento (principalmente de la parte mecánica) de un barco. De esta forma se puede asegurar la puesta en marcha (entre otras cosas) de la jarcia (cables, cuerdas o cabos presentes en los mástiles) de toda embarcación, tanto la jarcia firme como la jarcia labor.

    Inventario de los acastillajes de un barco

    Entre los acastillajes de un barco están las siguientes herramientas: cabos (de todos tipos; flexibles, gruesos, finos, resistentes, duraderos, etc.), útiles para cabuyería, cortacables, guardacabos (ranurado y cerrado), anillas de alta carga, cables (generalmente de acero inoxidable para garantizar la seguridad en el funcionamiento de todos los acastillajes en general), tensiómetros para cables y terminales de cono (terminal de ojo, terminal de horquilla, terminal roscado).

    Los grilletes, uno de los elementos más importantes en los acastillajes

    Los grilletes suponen una parte esencial para el funcionamiento correcto de los barcos, también se recomienda que éstos sean de acero inoxidable, por las razones explicadas anteriormente. Son varios los tipos de grilletes con los cuales puede disponer un barco, entre ellos están: el grillete en D, el grillete en D lardo, el grillete de lira, el grillete de driza, el grillete cerrado, el grillete de driza MX, los mosquetones y el rondo.

    Seguimos con el inventario perteneciente a los acastillajes de un barco: acumuladores, enrolladores manuales, pistones (integrales, standard y para contra de Mayor), sistemas de cazado, la extrusión, la boca de entrada, el guiador de Génova y el tope de cabeza.

    Más piezas y/o accesorios

    Continuamos con el recorrido de todos los elementos pertenecientes a los acastillajes de una embarcación con: los ánodos, las bisagras, las cerraduras o cerrojos, las hebillas, las cinchas, las sujeciones, las cornamusas, las bitas, los guiacabos, las escotillas, los portillos, las fijaciones, los broches, los ganchos, los colgadores, los guardacabos, los cáncamos, los tensores, las navajas, los pasamanos, los candeleros, los pescantes, los raíles, los tapones, la tornillería y la ventilación.

    Los cabos, unos de los elementos más importantes en los acastillajes de toda embarcación

    Los cabos son de gran utilidad en cualquier barco y juegan un papel muy importante en éstos debido a que los mismos constituyen el sistema de amarres que resguardan la seguridad y la protección de los barcos.

    Cabos para amarrar la embarcación en los muelles

    Son varios los usos que pueden tener los cabos, entre ellos está su uso para ejercer los amarres en los muelles, estas amarras realizadas con los cabos permiten que el barco se mantenga en un estado de quietud, impidiendo así que el mismo se desplace hacia una dirección no deseada.

    Cabos largos

    Son aquellos ubicados en la proa o en la popa, destinados a mantener el equilibrio de la embarcación, siguiendo o manteniendo una dirección continua y evitando así cualquier tipo de desviación.

    Springs

    Al igual que los cabos de amarras, estos cabos trabajan para evitar el movimiento de los barcos una vez que estos se encuentran estacionados en los muelles. Estos cabos funcionan de una manera más precisa y puntual, debido a que éstos impiden la movilidad del barco en su totalidad.

  • Confort interior

    Queremos hacer un breve recorrido en relación al confort interior de tu barco. Todo lo necesario y elemental para que el usuario se sienta de la mejor y más cómoda forma posible, a fin de vivir una experiencia más que agradable durante el tiempo que pase en los interiores de su propia embarcación.

    Tener un barco es como tener una casa, en el sentido que el usuario busca obtener la mayor comodidad posible en su embarcación, a modo de poder sentirse como en casa. Es por ello que no resulta extraño que el confort interior de un barco esté prácticamente conformado por elementos idénticos o parecidos a los de una casa, con la finalidad de hacer del barco un segundo hogar.

    Elementos característicos del confort interior de un barco

    Entre los elementos característicos y más sobresalientes del confort interior de un barco tenemos: el revestimiento (cubierta presente tanto en las paredes como en el suelo del interior de un barco, cuya finalidad es mantenerlo seco e incluso en algunos casos con la facultad de provocar una sensación térmica, para aquellos casos donde predomine un clima frío), de igual forma están las estanterías (para platos, vasos o incluso libros si así lo prefiere).

    Soportes, más útiles de lo que aparentan

    Los soportes resultan de gran utilidad durante la jornada diaria en una embarcación, los mismos pueden ser usados para resguardar cualquier tipo de aparato eléctrico de los cuales pueda disponer el usuario, como un radio o un GPS. Además, están los soportes para vasos y cepillos de dientes, tiradores y guarda basuras (recipientes que sujetan las bolsas de basura y posteriormente las tapan para evitar cualquier mal olor proveniente de la misma, contribuyendo de tal forma al confort del usuario).

    Más elementos pertenecientes al confort interior de una embarcación

    La lista de cosas características del confort interior de un barco continúa con: ganchos (para sujetar o colgar cualquier cosa que el usuario crea necesario mantener apartado del suelo), posavasos (para mantener el vaso sostenido de manera firme y segura, evitando así que pueda derramarse y ensuciar el suelo del barco), cajas organizadoras (para incluir en ellas artefactos de uso diario como los teléfonos, GPS, esponjas, bronceadores, cremas, pañuelos, entre otros), soportes de tubos (para instalaciones semipermanentes) y fundas isotérmicas (para mantener caliente los alimentos, sobretodo en temperaturas bajas).

    Elementos pertenecientes al área de la cocina

    Naturalmente el confort interior de un barco también debe contar imperativamente con un área de cocina donde el usuario pueda preparar sus alimentos y bebidas. Entre los elementos pertinentes para el disfrute del confort interior de esta área en particular, están las encimeras de gas, las cocinas portátiles (de uno, dos o tres fogones), los sujeta ollas (para que éstas no estén regadas por doquier), las parrillas eléctricas (para aquellos que prefieren su carne al grill).

    Por último, es importante que en el área de la cocina también cuente con elementos de refrigeración como lo son las neveras y los refrigeradores, con estos aparatos el confort del usuario será aún mayor, al poder mantener sus alimentos (y bebidas) frescos y refrigerados.

  • Seguridad

    Antes de zarpar cualquier embarcación, sea de recreo, sea para trabajar, prestar un servicio, vigilancia o apoyo, o para el auxilio de otra embarcación, es indispensable tomar con cuidado el asunto de la seguridad e integridad de quienes estén a bordo. En estos casos, comprendida en sus aspectos tanto físicos como emocionales. La preservación de la integridad de las personas y de la propia embarcación incluye en general reducir riesgos comprensibles para un transporte de esta naturaleza, desde la entrada a la embarcación, la actitud de cada uno allí y durante la travesía y por supuesto al finalizar ésta en el correspondiente desembarco.

    Para tal cuidado el propietario, administrador o capitán de la nave debe asegurarse de tener al día y a tono todos los dispositivos e implementos de seguridad, solo así podrá garantizar el arribo a destino con un mínimo o ningún contratiempo y el cumplimiento de sus objetivos.

    Manos y voces al auxilio

    Lo primero que se nos viene a la mente son los chalecos y botes salvavidas; natural que sea así pues no pueden faltar nunca, dispuestos en cantidad suficiente, calculada en razón del total de ocupantes. Esos botes son llamados por algunos, botequines. Pero hay mucho más. Se requiere de pirotecnia o de luces de señales de emergencia para los casos; de igual modo extintores de fuego, ubicados convenientemente y sus lugares claramente señalados, y  habiéndose asegurado de que su fecha tenga vigencia, para su efectividad. La voz de ‘hombre al agua’ debe ser conocida por todos, incluso por los pasajeros, siendo el llamado de estarse presentando algo irregular alrededor del bote; es la alerta de vida universal, como lo es el SOS.

    Achicando el agua y acrecentando la seguridad

    La embarcaciones grandes o de tamaño mediano deben estar dotadas de bombas sentinas, capaces de extraer el agua que pudiera entrar al casco y permitir al barco conservar su línea de flotación. Se trata de las bombas de achique, fundamentales para el cuarto de máquinas y la bodega de carga. En ambos casos sería muy perjudicial el agua fuera de control.

    En lugares visibles y estratégicos deben estar las cuerdas, organizadas en sus aros y guardacabos; igual algunas rabizas,sosteniendo material diverso  como el botiquín de primeros auxilios, algunas cajas impermeables donde se resguarden frazadas, agua potable, linternas de señales, cascos y gorras, lentes de seguridad, extintores portátiles, alimento enlatado, baterías adicionales para luces y tal vez otros chalecos flotantes. No obstante la seguridad de toda embarcación se corresponde con la responsabilidad con la cual se ejecutan día a día y en diversos períodos las labores de mantenimiento. En ellas está la verdadera previsión.

    Incluso el bote más pequeño basa la seguridad de quienes están en él en un asunto de mantenimiento, tan elemental como que su casco no debe presentar la más mínima fisura; su fuera de borda, si es el caso, no puede tener una combustión deficiente que signifique posibilidad de inhalación de gases tóxicos. Y adicionalmente, un modo sencillo pero seguro para asirse firmemente los ocupantes.

  • Motor

    Toda embarcación propulsada a motor debe contar a bordo con herramientas, dispositivos y piezas de recambio para cuando se presenta una avería, debiendo contar también con personal capacitado para llevar a cabo las reparaciones básicas y/o los ajustes de funcionamiento. No obstante sí es una lancha pequeña, su conductor deberá estar prevenido al respecto.

    Es imprescindible zarpar con la dotación de filtro para el lubricante del motor, lubricante adicional, gasolina extra, correas de giro, bujías si es el caso, filtros de aire y del combustible, líquido refrigerante, mangueras, inclusive fusibles adicionales. Una batería eléctrica de recambio es fundamental si sabemos que la instalada está cercana a su tiempo de expiración. Tal vez unos sellos o empaques para evitar derrames del lubricante.

    El mantenimiento periódico alarga la vida del motor, disminuye los ruidos e incrementa el rendimiento y la eficiencia, reduciendo emanaciones tóxicas y protegiendo el ambiente, finalmente. Pero es fundamental el reemplazo periódico del lubricante y sus filtros, así como vigilar los sistemas eléctrico y de enfriamiento, la limpieza de los inyectores, cuando el motor es de inyección directa; y de las bujías (si es el caso) y cuando no haya que reemplazarlas. El personal, así mismo, debe estar atento a junturas y rodamientos, para prever fugas.

    Los fuera de borda

    Si se trata de un motor fuera de borda, el mantenimiento es mayor pues aparte del mencionado, requiere el del sistema de transmisión o caja y por supuesto el tratamiento anticorrosivo, que debe ser en esmero, ya que siempre se encuentra en contacto con el agua y los vientos salinos. Un motor fuera de borda debe ser lavado con agua dulce – endulzamiento – cada vez que termina de trabajar, para limpiarlo, aunque de cualquier manera el agua y otros agentes corrosivos lo corroerá. Se trata del mantenimiento para retardar este proceso y proteger también nuestras finanzas.

    Existen en el ramo fundas de poliéster para preservar su carcasa de la lluvia y los rayos UV. Y hay que disponer de tiempo para revisar la caja y diagnosticar daños o desperfectos. En tierra todo es más fácil.

    El sistema de arranque no debe descuidarse, sea cualquiera el tipo de motor. Los grandes, en el interior de la embarcación, usan un complejo sistema de ignición que pasa por un motor eléctrico previo llamado motor de arranque, cuyo mantenimiento es mejor hacerlo en tierra o con el barco fondeado.

    Vaya usted seguro

    Se trata de seguridad al navegar, sabiendo que el bote, la lancha o el buque no nos dejarán en medio de las aguas, esperando ayuda mecánica o asistencia de los especialistas. Entonces zarpe usted cuidando de haber revisado estos puntos previamente, además de haber constatado el buen funcionamiento del sistema de escapes y de enfriamiento. Para ello le recomendamos además de lo dicho, algo más que elemental: use sus sentidos: observe cómo luce su motor (vea derrames o manchas), huela sus emanaciones (¿hay buena combustión?), escuche sus ruidos, perciba si hay alguna vibración excesiva… Y entonces desamarre y parta…

  • Cabuyeria

    Con el nombre de cabuyería se conoce entre navegantes y expertos al conjunto de cuerdas bien dispuesto con el cual se dota a toda embarcación a los fines correspondientes, especialmente aunque no exclusivamente, si se habla de naves a vela, veleros de competencia o de recreo; o los buques escuela o de entrenamiento militar naval de las distintas armadas o fuerzas navales en el mundo.

    Las cabuyas o cuerdas en navegación no son nada superfluo, no se trata de hilos y nada más. Con ellas se hacen numerosas tareas en un barco: sostener los aparejos, capturar la pesca, sacarla del agua, improvisar redes o repararlas, mover velas y tensarlas, reforzar el barandal, afirmar la carga cuando se trate, anclar, remolcar carga, subir y bajar botes, recoger objetos del agua, lanzar salvavidas, recuperar los arpones y mucho más.

    Fondeando

    Equivalente al freno de estacionamiento o freno de mano de los automóviles, las embarcaciones tienen cuerdas o cabos de fondeo, la cabuyería de fondeo, los cuales impiden que la embarcación una vez detenida en puerto o en la rada, vaya a la deriva. El más importante es el cabo de anclaje, a cuyo extremo se encuentra el ancla cuyo peso y enganche cumple ese fin.

    Navegando

    Y en plena navegación se usan de igual modo numerosos amarres, lazos y cabos, sobre todo hablando de veleros. Todas las velas se sostienen y se hacen funcionales mediante ellas y usando múltiples lazos especiales. Son cuerdas elásticas o firmes, muy resistentes, como las usadas en el deporte de la escalada; la mayoría confeccionadas con materiales resistentes al salitre y adecuadas al trato extremo. Las drizas y las escotas son cuerdas para tensar las velas, por ejemplo.

    Las escaleras que dan acceso a la cima del mástil principal de los veleros, pueden hacerse enteramente con cuerdas. A veces los veleros están provistos de escaleras fijas pero sus pasamanos son de cabuyería, no obstante.

    La relevancia de todo el cordaje náutico se echa de ver en la heráldica o los emblemas navieros: anclas, nudos y cuerdas están en casi todos ellos, incluyendo las charreteras sobre los hombros de los oficiales navales.

    Llegando a puerto

    A la llegada a puerto vuelven las cuerdas a cobrar su relevancia, cuando la embarcación debe enfrenar, alinearse según la capacidad del puerto o de la bahía; o de la corriente del río o mar, simplemente. Surgen otra vez los aparejos de fondeo y la pericia del navegante para hacer o deshacer nudos y gazas fijándose en ganchos dispuestos para eso o en los guardacabos.

    Toda la cabuyería, desde la de un botecito a remos para recorrer lagos artificiales en algún parque, hasta la de los grandes buques, toda ella siempre está confeccionada siguiendo estándares internacionales de calidad y según hallazgos de investigaciones científicas respecto a resistencia, flexibilidad, peso liviano, etc. Se trata de lograr la mayor funcionalidad al tiempo que máxima resistencia contra la corrosión y la humedad permanente.

  • Embarcaciones neumáticas

    Sabías que un artilugio que es capaz de navegar dentro o fuera del agua, puede ayudarte a entrar en la superficie de un océano, al que anhelas conocer cuando simplemente lo visualizas a través del aire.

    Las embarcaciones neumáticas son equipos o motores, que te permiten entrar cómodamente a las anchuras del mar, sin necesidad de pisar uno de los enormes y quizá peligrosos barcos de vapor.

    Existen diversos tipos de embarcaciones neumáticas

    Hay una amplitud de recursos móviles que te permiten entrar e indagar las superficies oceánicas, los mares o incluso los ríos de alto volumen de agua. Entre los distintos motores que te permiten la movilidad en la superficie acuática están:

    -       Embarcaciones neumáticas de remo

    -       Embarcaciones neumáticas de motor

    -       Embarcaciones neumáticas eléctricas

    La diversidad de móviles acuáticos, están diseñados para el disfrute, comodidad y situación en la que lo usará. Por lo general, es recomendable al navegar en mares amplios usar las embarcaciones neumáticas eléctricas.

    No solo hay que pensar en la comodidad que pueda ofrecernos una embarcación neumática, también hay que asegurarnos de que nuestra embarcación cuente con los accesorios necesarios para el disfrute de la misma.

    Pensar en nuestra seguridad, al momento de vivir una aventura en una superficie acuática, será nuestra preocupación primordial.

    Por lo que es recomendable equipar nuestras embarcaciones neumáticas con:

    •      Salvavidas
    •      Kit de reparación
    •      Válvula práctica de inflado
    •      Inflador eléctrico

    Tips de seguridad al momento de abordar una embarcación neumática

    Es necesario y primordial, pensar en los posibles fallos que puedan presentar nuestras embarcaciones neumáticas. Los siguientes tips te servirán de precaución al momento de abordar una embarcación.

    1-    Usar el salvavidas

    2-    Sostenerse de las barandas de seguridad de la embarcación

    3-    No intentar meterse al agua sin los implementos necesarios

    4-    Mantenerse alejado de los motores o paneles de electricidad que permiten el funcionamiento de la misma

    Revisar las embarcaciones neumáticas

    Antes de hacer uso de una embarcación neumática, es indispensable monitorear o revisar cada uno de los accesorios que garantizan la estabilidad dentro del agua una vez está en funcionamiento.

    Esto evitará posibles accidentes o inconvenientes estando lo más lejano de la orilla marítima.

    Por qué optar por una embarcación neumática

    Como todo excursionista o amante del agua y los deportes extremos, hacer uso de una embarcación neumática te facilitará el acceso a las superficies más lejanas de los lagos o ríos con abundante caudal.

    Pudiendo disfrutar de una forma más cercana el contacto con el agua; teniendo las habilidades indispensables para adentrarse al agua, puedes tener fácil acceso a las profundidades y estudiar el mar aún más de cerca.

    La actividad deportiva marítima garantiza el flujo sanguíneo regular y la estabilidad equilibrada del funcionamiento pulmonar. Debido a que, al estar en contacto con el agua, puedes manejar el control de tu presión arterial.

    También podrás dominar tu sistema nervioso y vivir una experiencia extrema, sin ataduras y riesgos arteriales. Es tu momento, adquiere tus propias embarcaciones neumáticas. 

  • Fondeo

    El fondeo es una técnica de seguridad, indispensable para maniobrar o anclar nuestra embarcación, mediante un buque en un lugar determinado de la superficie acuática. Solo con el fin de evitar el desate del mismo.

    Acciones que se deben considerar antes del fondeo

    Hay que tomar en cuenta que muchos factores pueden estar involucrados al momento de realizar el fondeo. Por lo que se recomienda, estar al tanto de las siguientes recomendaciones acerca de cómo realizar un fondeo correcto.

    1. Revisar las condiciones meteorológicas
    2. Longitud de alcance de la cadena
    3. Tipo de ancla
    4. Supervisión del lugar de la embarcación

    Es imprescindible revisar cada detalle antes de hacer la maniobra anterior al fondeo. Como antes se mencionó, revisar la caja de cadenas es un favor clave, debido a que las mismas pueden tomar vueltas dispersas lo cual impedirá su funcionamiento.

    También es recomendable poner en funcionamiento el molinete (en caso de tenerlo) con el fin de rectificar que vira y libra de forma efectiva.

    Algo muy importante es que antes de librar el ancla, se debe atar un cabo con algún objeto flotante, en el caso de que se llegase a perder la cadena, esta podría recuperarse fácilmente.

    Cómo realizar un fondeo

    Ya habiendo estudiado las condiciones ambientales y los detalles más puntuales de la embarcación, es el momento de hacer el fondeo. Es aconsejable poner el ancla colgando de la cadena y teniendo contacto con el agua en la parte inferior.

    Nunca debe fondear con el buque andando o encendido. Antes de realizar este proceso debes esperar a que el ancla llegue al fondo del mar correctamente. Una vez realizado el fondeo, debe señalizarse con las distintas alertas que la embarcación ha sido fondeada y nunca dejar de vigilar los movimientos del barco.

    Quien debe encargarse del fondeo

    El fondeadero debe ser una persona totalmente especialista en este tipo de procedimiento, debe conocer todos y cada uno de los detalles de la embarcación.Debe conocer la longitud de la cadena, el alcance del ancla y su tipo, debe detectar o saber escoger el momento preciso a nivel meteorológico, para poder fondear.

    Muchos de los aspectos que se dejan pasar por alto, serán consecuencia de una mala práctica de embarcación. Lo que se recomienda es seleccionar el tendedero capacitado para actividades marítimas o acuáticas.

    Importancia del fondeo

    El fondeo generalmente se realiza como técnica o ajuste de seguridad para dejar en reposo una embarcación. Con la finalidad de evitar que el barco se mueva no estando en uso y cause algún accidente.

    La técnica de fondear no tiene complicación alguna, una vez se haya seleccionado la persona correcta para realizar el procedimiento, podrá estar seguro de que su embarcación estará protegida.

    Los distintos cambios climáticos, vientos, tormentas, entre otros, generan ondas fuertes en las corrientes de mar. Lo que provocaría movimientos no deseados para un barco, y cause el hundimiento del mismo por cualquier factor ligado a las condiciones meteorológicas.

    Aplica el fondeo y no tendrás preocupaciones.